Vías rojas (Red Routes)

Transport for London tiene una responsabilidad directa de las carreteras Greater London Authority, por lo que conjuntamente se les denomina Transport for London Road Network (TLRN). Estas carreteras consisten en 580 km de las carreteras estratégicas de Londres y están todas designadas como vías rojas.

Una vía roja es una carretera en la que no se han impuesto controles de parada, indicada por líneas rojas individuales o dobles. Las vías rojas se introdujeron por primera en Londres como una alternativa a los controles «sin esperas» y «sin carga» de la línea amarilla. Desde 2016, todas las autoridades de tráfico pueden utilizar las vías rojas y, en Londres, ya se puede encontrar un pequeño número de vías rojas fuera de la TLRN en Borough Roads. Sin embargo, la mayoría de las vías rojas siguen formando parte de la red estratégica de TfL («TfL Red Routes»).

Las carreteras más importantes en Londres

Aunque la TLRN representa menos de un 5 % de la red total de carreteras dentro de Greater London, recoge más de un tercio del tráfico total de vehículos de Londres y, junto con las autopistas de Londres, recoge alrededor de la mitad del tráfico pesado de Londres.

Las TfL Red Routes son esenciales para mantener Londres en movimiento y TfL utiliza medidas de aplicación para garantizar que los conductores siguen las normas. Nuestra prioridad es reducir los retrasos, no multar, e intentamos ayudar a que las personas entiendan las vías rojas, de forma que puedan evitar multas innecesarias.

Las señales y marcas viales a lo largo de las vías rojas le indican lo que puede hacer y lo que no. Si no respeta la señalización y las marcas, podríamos multarle con una Penalty Charge Notice (PCN).

Supervisamos los elementos siguientes en nuestras vías rojas:

  • Líneas rojas individuales
  • Líneas rojas dobles
  • Aparcamiento y carga
  • Intersecciones con cuadrícula y giros prohibidos
  • Carriles de autobús

Carreteras Local Authority

Las mayoría de las carreteras en Londres están gestionadas por administraciones locales. Las carreteras con líneas amarillas, estacionamiento regulado, parquímetros o zonas de aparcamiento para residentes están todos gestionados por la London Authority local y no TfL. (es posible que un pequeño número de vías rojas también se encuentre bajo el control de la administración local, pero esto quedará claro en cualquier PCN que impongan). Si tuviera cualquier pregunta o recibiera una PCN relacionada con estas carreteras, contacte con el ayuntamiento relevante para solicitar ayuda.